Taller 6. Personas

Fecha: 21 de enero de 2018

Horario: 17:30-20:30

Lugar: Sala Rector Valverde. Palacio de Santa Cruz.

Participantes

Externos a la Universidad de Valladolid:

  • ORLANDO GANADO, responsable de Formación y Política Educativa de CC.OO. en Castilla y León. FECCOOCYL Universidad.
  • ÁNGELA DE MIGUEL, presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios.
  • JOSÉ RAMÓN ECHEVARRÍA, experto en RR.HH., ex director de RR.HH. Factorías Renault Palencia y Valladolid. Miembro del Consejo Social de la UVa.
  • MERCEDES ARANA, vocal del Consejo Social.

Por la Universidad de Valladolid:

  • DANIEL MIGUEL, rector de la Universidad de Valladolid.
  • NATALIA MARTÍN, vicerrectora de Planificación Estrategia y Calidad.
  • JAVIER PAJARES, director de Área de Proyectos y Estrategia.
  • MARÍA ELENA PÉREZ, técnica de Calidad del Gabinete de Estudios y Evaluación.

Abrió la reunión el Rector de la Universidad de Valladolid, dando la bienvenida a los asistentes y agradeciéndoles su presencia. A continuación, se abrió el turno de intervenciones.

ORLANDO GANADO. Responsable de Formación y Política Educativa de CC.OO. en Castilla y León. FECCOOCYL Universidad.

Debemos ser conscientes de la dificultad de diseñar una carrera profesional motivante en la Universidad, que sea compatible con las restricciones legales y económicas actuales, que conllevan carreras muy largas, con años de precariedad.

El envejecimiento de la plantilla de profesores e investigadores es muy relevante, problema que se agrava con la falta de contratación de nuevo personal estable. En la Universidad se abusa de la figura del profesor asociado, en lugar de potenciar la figura del ayudante como comienzo de una carrera profesional estable.

En la práctica, se pasa por multitud de contratos y situaciones profesionales con falta de estabilidad, haciendo que el camino hasta la estabilidad laboral se alargue mucho en el tiempo, con la consiguiente desmotivación.

En general, las personas que deciden desarrollar una carrera en el mundo académico son vocacionales. Si no se les ofrece una vía para la estabilidad en un periodo razonable, se marcharán.

Evidentemente, las restricciones económicas actuales impiden el desarrollo completo de la autonomía universitaria pero, en materia de personal, deberían relajarse los techos presupuestarios.

ÁNGELA DE MIGUEL, presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios.

Es necesario que el personal de la UVa tenga incentivos para estar motivado y hacer bien su trabajo en docencia e investigación.  En este sentido, no solo son importantes los planes de desarrollo profesional, sino también fomentar el sentimiento de pertenencia y de estar orgullosos de la Universidad de Valladolid. La calidad de la docencia e investigación de esta universidad es suficientemente buena como para que sus profesionales, y la sociedad en su conjunto, estén orgullosos de ella.

Esto nos lleva a la necesidad de comunicar lo que se hace, los éxitos en investigación y el valor económico generado, tanto dentro como fuera de la propia Universidad. En concreto, la sociedad entiende la universidad como centro de docencia pero no conoce, en general, la labor de investigación de sus profesionales, qué hacen y para qué sirve.

Hay que salir a la sociedad y estar presente. Por ejemplo, considero un éxito eventos como el de “#Rompedoras”, organizado por la UVa a principios de febrero y que reunió en el Auditorio Miguel Delibes a más de 400 niñas y jóvenes con edades comprendidas entre 9 y 18 años, con media centena de mujeres profesionales vinculadas con Valladolid y su Universidad.

JOSÉ RAMÓN ECHEVARRÍA, experto en RR.HH., ex director de RR.HH. Factorías Renault Palencia y Valladolid. Miembro del Consejo Social de la UVa.

Es necesario desarrollar un plan estratégico para que tanto profesores como alumnos se sientan orgullosos de su Universidad. En muchas ocasiones, se considera una Universidad “de paso” para finalizar o completar los estudios en otras universidades. Ni siquiera muchos de los alumnos de la UVa presumen de haber estudiado aquí.

Conseguir este sentido de pertenencia conlleva liderar un verdadero cambio cultural, que permita que los miembros de nuestra comunidad sean los primeros prescriptores de la UVa.

Evidentemente, este plan conlleva invertir dinero en comunicación, en presencia en los medios, en las redes sociales, trípticos informativos, etc. Por supuesto, estar bien posicionados en los rankings es importante pero no lo es todo; debemos poner en valor lo que tenemos.

De hecho, la UVa tiene un alto impacto económico en Valladolid y en Castilla y León, no conocido suficientemente por la sociedad. La gente tiende a pensar que si Renault cierra su factoría de Valladolid, la “ciudad desaparecería” pero no es consciente de las implicaciones que tendría el que la UVa no estuviese.

También es necesario desarrollar un plan de motivación del personal. Debe analizarse qué es lo que motiva a los distintos colectivos de la UVa, no solo incentivos económicos. Por ejemplo, el reconocimiento de la labor excelente, tanto en docencia como en investigación; planes de acogida para las nuevas incorporaciones o eventos de homenaje a profesores.

MERCEDES ARANA. Vocal del Consejo Social.

Habría que empezar realizando un estudio sobre la situación actual en relación con la motivación del PDI, analizando también su sentido de pertenencia, en la línea de la Encuesta de Clima Laboral que en su momento se hizo en el PAS. Este estudio nos permitiría recoger un gran número de ideas útiles para desarrollar cualquier plan.

De cara a comunicar en la sociedad, coincido en la importancia de jornadas como la de #Rompedoras, días de puertas abiertas, etc. Si la sociedad está orgullosa de la UVa, crecerá el sentimiento de pertenencia dentro del profesorado.

DEBATE POSTERIOR Y CONCLUSIONES.

Una vez que intervinieron todos los participantes, se inició un debate informal. Se recogen a continuación las principales ideas y conclusiones de la jornada:

-Es necesario desarrollar un plan de comunicación interno y externo, que permita dar a conocer a la sociedad lo que hace y el impacto que tiene la UVa, y al mismo tiempo, contribuya a mejorar el sentimiento de pertenencia y motivación del personal de la Universidad.

-Hace falta potenciar figuras más estables para el inicio de la carrera profesional académica. Existe un salto entre la figura del Profesor Asociado, inicialmente diseñado para incorporar profesionales de empresa, y el Profesor Ayudante Doctor, que ya ha concluido su Tesis Doctoral y tiene capacidad investigadora.

-Hay que repensar las formas de evaluación del PDI. La evaluación de la docencia e investigación es totalmente individual (quinquenios, sexenios, acreditaciones, etc.), pero en la práctica, los grupos de investigación tienen que trabajar en equipo.

-Es conveniente realizar un estudio sobre la situación actual del PDI, en la línea del que se hizo en la Encuesta de Clima Laboral con el PAS.

-Las restricciones presupuestarias actuales implican limitaciones en la capacidad de gestión del personal, pero más allá de las mismas, se pueden poner en marcha medidas de motivación, como reconocimientos, homenajes, premios, etc.

Cerró la sesión el rector de la Universidad de Valladolid, agradeciendo a los participantes su implicación y las ideas generadas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *