Taller 5. Internacionalización

El quinto taller, bajo el epígrafe Internacionalización, se celebró el día 17 de enero en la Sala Rector Valverde, en el Palacio de Santa Cruz, con los siguientes participantes:

Externos a la Universidad de Valladolid:

  • CARLOS MARTÍN TOBALINA, director general de Industria y Competitividad. Viceconsejería de Economía de la Junta de Castilla y León.
  • ANTONIO GATO, concejal de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid.
  • ALÍN LUCIO-VILLEGAS DE LA CUADRA, directora territorial de Comercio y del ICEX España, Exportación e Inversiones en Castilla y León.
  • JAVIER PEZZI, director de Programas de Aciturri.
  • JUAN BAZA ROMÁN, Ayuntamiento de Valladolid. Profesor vinculado a la UVa.
  • ÁLVARO ESCRIBANO, director de la Escuela Internacional de la Universidad Carlos III.
  • CRISTINA RUIZ MARTÍN, Alumni UVa, doctorando de la Universidad de Carleton (Otawa, Canadá).
  • BORJA SANTOS PORRAS, Alumni de la Universidad de Valladolid, Master in Public Administration/International Development en la Harvard University. Consultor Internacional en el Banco Mundial.

Por la Universidad de Valladolid:

  • DANIEL MIGUEL, rector de la Universidad de Valladolid.
  • NATALIA MARTÍN CRUZ, vicerrectora de Planificación Estrategia y Calidad de la UVa.
  • JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ GARCÍA, vicerrector de Internacionalización y Política Lingüística.
  • PASCUAL MARTÍNEZ SOPENA. vocal del Consejo Social, PDI de la Universidad de Valladolid.
  • MERCEDES ARANA VIDAURRAZAGA, vocal del Consejo Social de la Universidad de Valladolid.
  • JAVIER PAJARES GUTIÉRREZ, director de Área de Proyectos y Estrategia.
  • MARÍA ELENA PÉREZ ZABALETA, Gabinete de Estudios y Evaluación.
  • RAFAEL MONJE ALONSO, Imagen y Promoción UVa y colaborador del Plan Estratégico de la Universidad de Valladolid.

Abrió la reunión el rector de la Universidad de Valladolid, dando la bienvenida a los asistentes y agradeciéndoles su presencia en el taller sobre ‘Internacionalización’. A continuación, se abrió el turno de intervenciones.

ANTONIO GATO, concejal de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid.

Conseguir una Universidad atractiva desde el punto de vista de la internacionalización requiere, al menos, dos cosas: que la propia Universidad sea atractiva para los alumnos extranjeros, y que la ciudad, sea también atractiva.
Desde el Ayuntamiento, promovemos el eslogan “Valladolid, ciudad amiga”. Es una ciudad con un tamaño ideal, segura, dotada de un amplio número de servicios, con un gran patrimonio y actividad cultural, y además, no es cara. ¿Qué nos falta? Quizás una mayor proyección internacional, es decir, que seamos más conocidos fuera de nuestras fronteras.
A este respecto, en el Ayuntamiento estamos trabajando en distintas iniciativas. En primer lugar, somos activos en varias redes europeas de ciudades, en el programa “Ciudades Michelín”, y participamos en distintos proyectos europeos H2020. Hemos puesto en marcha un programa de retorno del talento, y seguimos impulsando las iniciativas tradicionales que permiten que Valladolid tenga impacto internacional: Seminci, Teatro de Calle, etc. No obstante, es necesario que el Ayuntamiento desarrolle nuevas iniciativas, como la señalización en inglés, que el transporte sea aún más fácil y asequible, así como reducir el precio de las instalaciones deportivas.
Por parte de la Universidad de Valladolid, sería necesario emprender iniciativas que permitan que sea más conocida en el ámbito internacional. Por ejemplo, darla a conocer en los medios de comunicación y en las redes sociales, situarla mejor en los rankings internacionales, y contribuir a desarrollar una imagen de especialización en distintas áreas de conocimiento. Es conveniente también aumentar el número de convenios Erasmus, y relacionado con ello, fomentar la docencia en inglés.
Ciudad y Universidad está unidas. Por ello, debemos alinear los eslóganes de “Ciudad Amiga” y “Ciudad Universitaria”.

CARLOS MARTÍN TOBALINA, director general de Industria y Competitividad. Viceconsejería de Economía de la Junta de Castilla y León.

El tejido empresarial de Castilla y León ve a la Universidad de Valladolid como un centro en donde se forman excelentes profesionales en áreas generalistas, pero se perciben pocas actividades de transferencia de tecnología con el tejido empresarial. Es necesario impulsar una imagen de marca en la Universidad, y proyectar una imagen de especialización en distintas áreas de conocimiento. A este respecto, es importante formar a los alumnos en las nuevas tecnologías, habida cuenta de que empieza a haber dificultades para cubrir puestos de trabajo altamente especializados en tecnologías digitales o dentro del ámbito de Industria 4.0.
Más específicamente en relación con la internacionalización, la UVa puede integrarse en los programas de la Junta de Castilla y León para el “Retorno de Talento” (dotados con 3 millones de euros), y colaborar más con las empresas de la región para acudir juntos a proyectos del programa H2020 de la Unión Europea. Así mismo, es necesario que la UVa ejerza un papel de liderazgo sobre los Centros Tecnológicos, para que estos sean un motor de transferencia de tecnología.

CRISTINA RUIZ MARTÍN, Alumni UVa, doctorando de la Universidad de Carleton (Otawa, Canadá).

Entiendo que se pueden extraer algunas ideas de mi experiencia como alumna de doctorado en Canadá. En primer lugar, la importancia de los contactos personales de los profesores universitarios. Yo fui la Universidad de Carleton porque mi tutor en España conocía al profesor que ha sido mi supervisor de tesis en Canadá. De igual manera, los alumnos extranjeros pueden sentirse atraídos por la Universidad de Valladolid porque se lo recomienden profesores en el extranjero que tienen contactos en la UVa. También es necesario que nuestros profesores impartan charlas fuera de España, y den a conocer la UVa a posibles futuros alumnos.
Otro aspecto importante es el de la financiación. En las universidades canadienses, los futuros alumnos saben si tienen financiación para realizar estudios en el extranjero en el mismo momento de su admisión al programa de doctorado. Aquí en España, la admisión se notifica en noviembre, y la posible financiación puede ser comunicada más de seis meses después. Por ello, no se puede competir por los mejores alumnos, pues estos, en enero o febrero del año anterior ya saben si están admitidos y tienen financiación para cursar sus estudios.
Me llamó mucho la atención que, en Canadá, los alumnos también realizan labores de investigación en los programas de grado y master, mientras que en España la investigación parece estar focalizada en el doctorado. De esta manera se potencia la investigación y la escritura de artículos en todos los niveles educativos universitarios.
Por último, hay que destacar el alto sentido de pertenencia a su Universidad que tienen los profesores y alumnos en Canadá. A mi juicio, en España los profesores se sienten más identificados con un centro, facultad o escuela, más que con la Universidad como tal. De entrada, cualquier centro tecnológico, instituto, facultad, etc., lleva el logo de la Universidad de Carleton, y si es necesario un logo propio distintivo, este se sitúa a la derecha del de la Universidad.

JAVIER PEZZI, director de Programas de Aciturri.

Si asimilamos la Universidad a un negocio, el producto sería el capital humano, y los clientes serían tanto los estudiantes como los que emplean a dichos estudiantes, es decir, empresas, centros de investigación, administraciones públicas, etc. En este sentido, es necesario que la Universidad sea consciente de lo que necesita su tejido empresarial y tener una oferta acorde. Siempre me ha llamado la atención que León tenga una Escuela de Ingenieros Aeronáuticos y Valladolid no, cuando la mayoría de las empresas de este sector se sitúan precisamente en Valladolid. No podemos ser “buenos en todo”, y por tanto hay que especializarse, y esta especialización tiene que estar alineada con las particularidades y necesidades del entorno en el que la Universidad desarrolla su actividad. A este respecto, la especialización en las nuevas tecnologías digitales y en Industrial 4.0 puede ser muy conveniente, dado que empieza a haber dificultades para cubrir ciertos puestos de trabajo muy especializados.
Es necesario construir un argumentario de las razones por las que estudiantes de fuera deberían estudiar en la Universidad de Valladolid. A tal efecto, se pueden estudiar iniciativas que permitan complementar a las actividades puramente de estudio universitario; por ejemplo, actividades gastronómicas, cocina y deportes (ligas deportivas universitarias, etc.).

BORJA SANTOS PORRAS, Alumni de la Universidad de Valladolid, Master in Public Administration/International Development en la Harvard University. Consultor Internacional en el Banco Mundial.

De un listado de 69 universidades españolas con programas Erasmus, la Universidad de Valladolid ocupa el séptimo lugar. Además, presenta un buen equilibrio entre alumnos enviados y recibidos (existen muchas universidades que son receptoras netas). Por tanto, en cuanto a internacionalización de alumnos, podemos tener un cierto grado de optimismo.
Para mejorar, es necesario aumentar el número de asignaturas que se imparten en otras lenguas, fundamentalmente el inglés. Y además, es necesario desarrollar un programa para atraer alumnos extranjeros, publicitando las características de nuestra Universidad. De entrada, dar a conocer que se trata de una de las universidades más antiguas del mundo, que en la ciudad de Valladolid se habla uno de los castellanos más correctos, que es una ciudad barata y bien conectada, y que tiene un fabuloso ambiente universitario internacional gracias al gran número de estudiantes Erasmus que actualmente cursan sus estudios en la UVa.
En la internacionalización de las universidades, suele jugar un papel muy importante la red de antiguos alumnos. Es necesario, por ello, potenciarla. También es necesario promover medidas para atraer profesores extranjeros (programas tipo Talent House, Connecting Talent, etc.), medidas que implican no solo ofrecer condiciones ventajosas para el profesorado, sino también acciones que faciliten el traslado de toda su familia, y su incorporación laboral y social en la ciudad.

JUAN BAZA ROMÁN, Ayuntamiento de Valladolid. Profesor vinculado a la UVa.

Debemos plantearnos por qué nos preocupa la internacionalización. Entiendo que una razón subyacente es que queremos “captar negocio”, es decir alumnos, en un contexto en el que los hemos perdido durante los últimos años. Por ello, al margen de cuestiones demográficas, deberíamos platearnos por qué hay menos alumnos y desarrollar estrategias creativas; por ejemplo, potenciar el estudio de una segunda carrera entre la población adulta.
Evidentemente, es necesario potenciar la enseñanza en inglés, pero debemos ser conscientes de que esto tiene un coste muy elevado, y no es inmediato. Pero es imprescindible, si queremos, por ejemplo, atraer profesores y alumnos de “mercados emergentes” como el asiático.
Hay que animar a nuestros profesores e investigadores a salir de España, pues ellos son nuestros mejores embajadores.

ÁLVARO ESCRIBANO, director de la Escuela Internacional de la Universidad Carlos III.

Existen distintos modelos de internacionalización, por lo que cada Universidad deberá plantearse qué modelo es más adecuado. Por ejemplo, algunos modelos se centran en atraer alumnos europeos Erasmus que cursan uno o varios cuatrimestres en nuestras universidades. Pero Reino Unido se centra en recibir alumnos, que estudian grados y másteres completos, proviniendo la mayoría de ellos de países de la Commonwealth o asiáticos. Entiendo que en nuestro país, el modelo inglés no tiene sentido. En cualquier caso, ser una universidad más internacional se traduce casi siempre en mejorar en todos los rankings universitarios.
En la Universidad Carlos III hemos querido atraer a los mejores profesores del mundo. Comenzamos estableciendo titulaciones bilingües, impartidas fundamentalmente por profesores extranjeros, con dominio del inglés. Actualmente, más de la mitad de las asignaturas se pueden estudiar en inglés. Se puede empezar ofertando docencia en semestres completos en inglés, e ir progresivamente aumentando la oferta. Además, un buen nivel de inglés debe ser condición explicita ineludible a la hora de seleccionar nuevos profesores.
Para atraer alumnos, es importante atender a ciertos aspectos administrativos y organizativos. Por ejemplo, en España, para acceder a la Universidad hay que aprobar las pruebas de Selectividad, que se realizan en junio. En la mayoría de los países de nuestro entorno, los alumnos saben si están admitidos en la universidad en febrero; así no se puede competir. Hay que establecer vías y plazos distintos a la Selectividad para el ingreso de alumnos extranjeros.
También debe atenderse a criterios de rentabilidad económica. En la Carlos III, hemos conseguido que la matrícula de los alumnos extra-comunitarios sea superior a los del espacio europeo.

ALÍN LUCIO-VILLEGAS DE LA CUADRA, directora Territorial de Comercio y del ICEX España Exportación e Inversiones en Castilla y León.

Primeramente, es importante publicitar en el exterior la Universidad y la ciudad, enfatizando la cultura, calidad de vida, gastronomía, etc. Hay que estar presente en foros y redes sociales, y deben potenciarse actividades específicas de difusión.
La incorporación de docencia en inglés conlleva tiempo y dinero; es un esfuerzo a largo plazo, y las universidades deben tenerlo presente en sus planes estratégicos. Pero al ser a largo plazo, no debe descuidarse, a corto, nuestro potencial para atraer a alumnos de países latinoamericanos. Ahí tenemos de forma natural una gran ventaja competitiva.
Para poder establecer una oferta atractiva en el extranjero, puede ser relevante establecer alianzas con universidades cercanas, con objetivo de conseguir una oferta suficientemente amplia y de calidad. También es necesario establecer alianzas con el Ayuntamiento, Oficinas de Turismo, y con otras entidades e instituciones que permitan ofertar estudios acompañados de cultura y calidad de vida.

DEBATE POSTERIOR Y CONCLUSIONES

Una vez que intervinieron todos los participantes, se inició un debate informal. Se recogen a continuación las principales ideas y conclusiones de la jornada:

  • Para contribuir a que la Universidad de Valladolid sea más conocida en el extranjero es necesario potenciar una imagen de marca y una imagen de especialización en determinadas áreas de conocimiento. Relacionado con lo anterior, y como paso previo, está el potenciar el sentimiento de pertenencia a la Universidad de todo su personal y alumnado.
  • Actualmente, la especialización en nuevas tecnologías como Industria 4.0, digitalización, internet de las cosas, etc., puede ser fuente de ventajas diferenciales para la Universidad.
  • Hay que fomentar que los profesores e investigadores de la UVa impartan docencia y den charlas en el extranjero, pues ellos actúan como verdaderos “embajadores” de la Universidad.
  • Las infraestructuras de la ciudad, su patrimonio, gastronomía y su calidad de vida, son factores que hay utilizar a la hora de atraer a alumnos extranjeros a la UVa. Por ello, se deben potenciar actividades extrauniversitarias que impliquen a los alumnos extranjeros.
  • Las alianzas con otras universidades cercanas y con instituciones de la ciudad y la región (Ayuntamiento, Turismo, etc.) son muy importantes para conseguir una oferta suficientemente atractiva para estudiantes, investigadores y profesores extranjeros.
  • Tener una oferta de enseñanza en inglés es algo ineludible para conseguir una universidad internacional. Es una inversión a largo plazo que hay que acometer. A corto plazo, también podemos potenciar que vengan alumnos latinoamericanos, que valoran nuestra universidad por cultura, idioma, etc.
  • Es necesario hacer cambio en los calendarios de matriculación en grado y posgrado, para adaptarlos a los calendarios de la mayoría de los países de nuestro entorno, en los que la notificación de admisión se realiza mucho antes que en España.

Cerró la sesión el rector de la Universidad de Valladolid, agradeciendo a los participantes su implicación y las ideas generadas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *