Transferencia de Conocimiento. Taller 3.

INFORMACIÓN DE INTERÉS En el mundo actual, las tres funciones principales de la Universidad son la docencia, la investigación y la transferencia de conocimientos. Respecto a esta última, la propia Ley Orgánica de Universidades (Ley 6/2001, BOE de 24 de diciembre) especifica explícitamente en su artículo 1.2.c que, entre las funciones de la Universidad se encuentran “La difusión, la valorización y la transferencia del conocimiento al servicio de la cultura, de la calidad de la vida, y del desarrollo económico”.

Vivimos en la denominada sociedad del conocimiento, en el que este actúa como palanca del desarrollo tecnológico, la innovación y la transformación social, y en última instancia, como motor del desarrollo económico. Las universidades, como centros generadores de conocimiento a través de la investigación, pueden (y deben) contribuir decisivamente a traducir este conocimiento en valor económico para el entorno económico y social en el que desarrollan su actividad.

En este contexto, la colaboración entre la empresa y la universidad cobra especial relevancia, a través de la transferencia de conocimiento, la participación en proyectos conjuntos y la creación de empresas (spin-offs) a partir de los resultados de la investigación.

Lugar: Palacio Santa Cruz, Sala Rector Valverde.

Día/Hora: 25 de octubre 2017 / 17.30 horas.

Coordinado por: Vicerrectorado de Planificación Estratégica y Calidad

 

CUESTIONES PLANTEADAS PARA EL TALLER TRANSFERENCIA DE CONOCIMIENTO

-¿Desde su perspectiva profesional y personal, ¿cómo ve hoy en día a la Universidad de Valladolid?

-¿Podría apuntar algunas fortalezas y debilidades de la UVa?

-¿Puede comentar alguna experiencia de éxito de colaboración entre la Universidad de Valladolid y su empresa/institución?

-¿Considera que la transferencia de conocimientos entre la universidad y las empresas de su entorno económico-social es adecuada?

-¿Qué barreras hay para que la transferencia sea más satisfactoria?

-¿Qué ideas se pueden implementar para mejorar la colaboración entre la UVa y las empresas de su entorno, con objeto de transformar el conocimiento en valor económico?

-¿Qué cambios de todo tipo (legales, normativos, incentivos, etc.) podrían sugerirse con objeto de mejorar la transferencia de tecnología y conocimiento?

DOCUMENTOS UVa

Información general de la Universidad de Valladolid (2016/2017)

http://planestrategico.uva.es/export/sites/planestrategico/ (plan estratégico 2008-2014, revisión del plan estratégico 2008-2014, directrices estratégicas 2016/2017, 2017/2018)

“Misión Imposible: Casos Prácticos de Colaboración Universidad-Empresa en Castilla y León”. Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León y Junta de Castilla y León.

http://www.fuescyl.com/publicaciones/publicaciones/22-mision-posible-casos-practicos-de-colaboracion-universidad-empresa-en-castilla-y-leon/file

Externos a la Universidad de Valladolid:

  • GIANLUCA GALLINA, Research & Development Chemical Engineer, High Pressure Processes Group – UVa
  • VICTOR ORTEGA, Director de Five Flames Mobile
  • ALFONSO FERNÁNDEZ DOVAL, Responsable de la Unidad de Transferencia de Tecnología, Dpto. Innovación y Emprendimiento. Instituto para la Competitividad Empresarial, Agencia de Innovación y Financiación empresarial de Castilla y León.
  • FAUSTINO TEMPRANO, Secretario General de UGT Castilla y León
  • PEDRO MARIA FERNANDEZ ROBLES, Director de la Fundación Tutelar de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo de Castilla y León (FUTUDÍS).
  • CARMEN MARBÁN, Responsable de Calidad y Proyectos de la Fundación Tutelar de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo de Castilla y León (FUTUDÍS).

Por la Universidad de Valladolid:

  • DANIEL MIGUEL, Rector de la Universidad de Valladolid.
  • NATALIA MARTÍN CRUZ, vicerrectora de Planificación Estrategia y Calidad de la UVa.
  • CELEDONIO ÁLVAREZ GONZÁLEZ, director del Parque Científico de la Universidad de Valladolid.
  • LOURDES RODRIGUEZ BLANCO, directora de Proyectos del Parque Científico de la Universidad de Valladolid.
  • YOLANDA CALVO CONDE, directora de la OTRI de la Fundación General de la Universidad de Valladolid.
  • JAVIER PAJARES GUTIÉRREZ, director de Área de Proyectos y Estrategia.
  • MARÍA ELENA PÉREZ ZABALETA, Gabinete de Estudios y Evaluación.
  • RAFAEL MONJE ALONSO, Imagen y Promoción UVa y colaborador del Plan Estratégico de la UVa.

Abrió la reunión el Rector de la Universidad de Valladolid, dando la bienvenida a los asistentes y agradeciéndoles su presencia. Acto seguido, se abrió la ronda de intervenciones.

GIANLUCA GALLINA, Research & Development Chemical engineer, High Pressure Processes Group – UVa.

En la Universidad de Valladolid hay muchas iniciativas para ayudar a los investigadores a emprender, fomentando el salto desde la investigación a la empresa. De hecho, es muy probable que el número de iniciativas sea muy superior a las que hay en las universidades italianas, que conoce bien. Sin embargo, a su juicio, en España, estas iniciativas están poco publicitadas, y con información poco accesible. Igualmente, tampoco se hace suficiente publicidad sobre los casos de éxito derivados de estas iniciativas emprendedoras. Por tanto, es prioritario incidir en labores de difusión y publicidad.

La experiencia con el Parque Científico de la UVa ha sido más que positiva, permitiéndole además entrar en una red de contactos con las que generar sinergias.

 

VICTOR ORTEGA, director de Five Flames Mobile.

Desde su fundación, la compañía siempre ha tenido mucha relación con la Universidad de Valladolid, y con su Parque Científico, desarrollando la empresa su actividad en el CTTA (Centro de Transferencia de Tecnologías Aplicadas). Durante su recorrido empresarial, ha echado de menos publicidad suficiente acerca de las actividades de los distintos grupos de investigación universitarios; “es difícil conocer qué hace cada grupo”. Pero una vez que logras contactar con un grupo, “sus investigadores te abren las puertas y son muy receptivos a la colaboración”.

 

ALFONSO FERNÁNDEZ DOVAL, responsable de la Unidad de Transferencia de Tecnología, Dpto. Innovación y Emprendimiento. Instituto para la Competitividad Empresarial, Agencia de Innovación y Financiación empresarial de Castilla y León.

En el proceso de transferencia de conocimiento intervienen numerosos factores: el capital humano, la investigación científica publicada en congresos y revistas, las start-ups que materializan nuevo emprendimiento, los proyectos colaborativos entre universidades y empresas, etc., En todos ellos es necesario desarrollar iniciativas, con objeto de que la transferencia sea posible y eficiente.

Empresas e investigadores deben aprovechar las numerosas iniciativas y ayudas que se ofrecen a nivel europeo, nacional y regional: estrategia Europa 2020, Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación (2013-2020), etc. A nivel regional, la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León (RIS3) ofrece varios programas centrados en la transferencia de conocimiento y en los que directamente aparece implicado el sector universitario. El Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa fue creado en 2015, y desde el año 2008 funciona el plan T-CUE, Programa de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa, que incluye actuaciones directas para orientar la investigación hacia las necesidades del sistema productivo y fomentar el espíritu emprendedor y la creación de empresas. Y no deben olvidarse tampoco las actuaciones de transferencia dirigidas hacia empresas incluidas en el Plan Director Industrial 2016-2020 y la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos.

Otro tema relevante es la motivación para que se realicen actividades de transferencia. De hecho, parece que universidades y empresas tienen la sensación “equivocada” de que no se necesitan mutuamente. Para la empresa, es evidente de que la motivación es justamente la necesidad, pero ¿están los investigadores de nuestra universidad motivados para colaborar con empresas?. Más allá de la vocación profesional (“que no es poca”) deben establecerse claros sistemas de motivación económica y de estabilidad profesional.

 

FAUSTINO TEMPRANO, secretario general de UGT Castilla y León.

Nos encontramos ante el reto de la Revolución Industrial (Industria 4.0) que va a suponer la destrucción de empleo, y que va a implicar muchos cambios, con la aparición, en los próximos 10 años, de nuevas profesiones que no existen ahora, y para las que habrá que desarrollar nuevos programas de grado y master, es decir, habrá que modificar el mapa de titulaciones.

La Universidad debe ser un motor en la implementación de estos cambios, y por tanto, debería participar en encuentros sobre Industria 4.0, en el desarrollo planes industriales, políticas industriales y, en general, en todos los foros en los que se hable de innovación y de nuevas tecnologías. Sin embargo, fuera de la Universidad, la sociedad no sabe bien qué están haciendo los universitarios, ni tampoco se conoce el papel fundamental que puede jugar en el cambio tecnológico.

Hay que reforzar la colaboración universidad-empresa a través de más prácticas para alumnos y más colaboración en proyectos de investigación y transferencia.

 

PEDRO MARIA FERNANDEZ ROBLES, director de la Fundación Tutelar de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo de Castilla y León (FUTUDÍS).

Pertenecemos a una fundación cuyo propósito es proteger a las personas con discapacidad. Buscamos ayuda en la Universidad de Valladolid cuando comenzamos con los sistemas de acreditación de la calidad. Teníamos que hacer encuestas con difíciles requisitos técnicos que cumplir, y que además se adaptasen a las peculiaridades de nuestros tutelados. Entramos en contacto con la Escuela de Telecomunicaciones y hemos puesto en marcha un proyecto para desarrollar una aplicación para la gestión de encuestas. La experiencia ha sido muy satisfactoria, y nos anima a desarrollar muchos más proyectos con la UVA.

En este caso, acudimos a la Escuela porque teníamos contactos personales previos. Es necesario que la Universidad publicite lo que hacen los grupos de investigación y en qué pueden ayudar a empresas y asociaciones como la nuestra, utilizando para ello, redes sociales, webs, asociaciones, etc.

Consideramos que la universidad debería comercializar más sus productos y patentes, y promover en espíritu emprendedor entre los estudiantes.

 

CARMEN MARBÁN, responsable de Calidad y Proyectos de la Fundación Tutelar de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo de Castilla y León (FUTUDÍS).

Me uno a las reflexiones de mi compañero Pedro. Simplemente añadir que la Universidad puede ser un motor económico de la sociedad. En concreto, en la actualidad hay innumerables oportunidades de colaboración y de negocio en los temas relacionados con los servicios sociales.

 

CELEDONIO ÁLVAREZ GONZÁLEZ, director del Parque Científico de la Universidad de Valladolid.

El Plan de Transferencia de Conocimiento 2016-2020 ofrece un marco que nos permite hacer muchas cosas y medir los resultados. Somos la institución de Castilla y León con más proyectos del programa europeo H2020, con un número superior a la suma de los presentados por el resto de las universidades de nuestra Comunidad Autónoma.

Sin embargo, hay que hacer un mayor esfuerzo de difusión de las actividades que realizamos, empezando por nuestros propios investigadores y profesores, y continuando por las empresas y la sociedad. Tenemos que ser proactivos en estas labores de publicitación. Y tener un horizonte mayor que nuestro entorno geográfico más próximo, puesto que en la UVa hay grupos de investigación de relevancia internacional que pueden colaborar con empresas a nivel internacional.

Es imprescindible desarrollar un marco legal suficientemente atractivo y motivante para que los investigadores de la Universidad realicen labores de transferencia. De hecho, hasta el año 2007 no había ningún marco bien definido y, aunque a partir de “Bolonia” se ha avanzado bastante, aún queda mucho por hacer; no hay suficientes incentivos. También sería conveniente desarrollar y promocionar el Doctorado Industrial.

 

LOURDES RODRIGUEZ BLANCO, directora de Proyectos del Parque Científico de la Universidad de Valladolid.

El Parque Científico ha contribuido a acercar a las empresas a la Universidad, incluso desde el punto de vista estrictamente físico, con espacios como el CTTA o el Edificio de I+D.  Y también nos hemos acercado a numerosos clusters y foros nacionales e internacionales relacionados con la transferencia y la innovación.  Este es un proceso continuo, y cada vez vamos a estar presentes en más foros.

Evidentemente hay cosas que mejorar, como realizar un mayor seguimiento de los proyectos de colaboración entre grupos de investigación y empresas, e intensificar las labores de difusión de lo que se hace. Y desde luego, es muy importante desarrollar sistemas de incentivos para los profesores que hacen transferencia.

 

DEBATE POSTERIOR Y CONCLUSIONES.

Una vez que intervinieron todos los participantes, se inició un debate informal. Se recogen a continuación las principales ideas y conclusiones de la jornada:

  • Existen numerosas iniciativas de apoyo para la transferencia de conocimiento entre la Universidad y la empresa, así como innumerables programas para ayudar a los emprendedores en diferentes aspectos (financiación, networking, información, etc.). Sin embargo, las iniciativas no están suficientemente bien publicitadas. No se difunden suficientemente, ni las iniciativas, ni los casos de éxito derivadas de estas.
  • También resulta insuficiente la información que llega a las empresas sobre las actividades de los distintos grupos de investigación de la UVa.
  • Es necesario desarrollar un marco legal claro y atractivo para que los profesores e investigadores de la Universidad estén motivados para realizar labores de transferencia y colaborar con las empresas. Sin un entorno de incentivos la colaboración no aumentará. Se ha evaluado la carrera del profesional universitario en términos de publicaciones. Esto ha llevado a que ahora seamos muy potentes en publicaciones. Habrá que incentivar y motivar la transferencia, para que también seamos potentes en innovación.
  • Es necesario aumentar los presupuestos públicos de I+D+i, al menos hasta niveles de la media nacional con respecto al PIB.

 

Cerró la sesión el Rector de la Universidad de Valladolid, quien agradeció de nuevo la asistencia a los ponentes, y realizando un resumen de las aportaciones principales.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *