Taller 1. Empleabilidad

Taller 1. Empleabilidad; Plan Estratégico 2018-2022

Fecha: 5 septiembre de 2017

Horario: 18.00-20.30

Lugar: Sala de reuniones. Edificio Rector Tejerina

Coordinado por: Vicerrectorado de Planificación Estratégica y Calidad

 

DOCUMENTACIÓN DE INTERÉS

 

Tasa de actividad, empleo y paro de los titulados universitarios por rama de conocimiento – Definitivos 2014

 

    Tasa de actividad Tasa de empleo Tasa de paro
Total 93,6 75,6 19,2
Ciencias de la salud 94,7 81,3 14,2
Ingeniería y arquitectura 95,6 80,8 15,4
Ciencias sociales y jurídicas 93,2 74,2 20,4
Ciencias 92,2 70,0 24,1
Artes y humanidades 89,4 64,3 28,0

La Encuesta de inserción laboral de los titulados universitarios tiene como objetivo proporcionar información sobre la situación laboral de los titulados en primer y segundo ciclo y graduados universitarios, así como los diversos aspectos de su proceso de inserción laboral, es decir, el acceso al mercado de trabajo.

Esta es la primera encuesta de inserción laboral de titulados universitarios que el INE realiza. La muestra ha sido aproximadamente de 30.000 titulados. Los datos han sido ponderados para ser representativos a nivel nacional por titulaciones, a nivel autonómico por CNED a dos dígitos y a nivel de universidad por ramas de conocimiento.

En el avance de resultados se difunden tablas de las principales variables investigadas (tasas de actividad, empleo y paro; situación profesional, ocupación, nivel educativo adecuado,… de su primer empleo y de su empleo actual), clasificadas por características sociodemográficas (sexo y grupo de edad), variables educativas (titulación, ramas de conocimiento y tipo de universidad), comunidad autónoma de estudio y país (o continente) de residencia.

 

OTROS DOCUMENTOS ANEXOS

  • Información general de la Universidad de Valladolid (2016/2017) –adjunto

 

  • Informe empleabilidad grados UVa (2016) –adjunto

 

 

 

  

CUESTIONES PLANTEADAS

  • ¿Desde su perspectiva profesional y personal, ¿cómo ve hoy en día a la Universidad de Valladolid?
  • ¿Podría apuntar tres fortalezas y tres debilidades de la UVa?
  • ¿Recuerda alguna acción o idea que lleve la firma de la UVa?
  • ¿Cree que la Universidad de Valladolid ejerce el papel motor en la generación de empelo que le corresponde?
  • ¿Qué acción o acciones considera más urgentes en materia de empleabilidad que debería acometer la Universidad de Valladolid?
  • ¿Qué demandaría prioritariamente desde su organización o entidad a la ahora de contratar a un estudiante formado en la Universidad de Valladolid?
  • Para usted, ¿cuál es la/s Universidad/es nacional/es e internacional/es de referencia en empleabilidad?
  • ¿Cuáles son a su juicio las titulaciones que generan mayor cota de empleabilidad hoy? ¿y en el futuro? ¿Cree que hay titulaciones que no deberían desaparecer aunque su empleabilidad sea baja?

 

Participantes:

Externos a la Universidad de Valladolid:

  • Mariano Gredilla, viceconsejero de Empleo de la Junta de Castilla y León.
  • Félix Moracho, presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria
  • de Castilla y León (VITARTIS) y de la empresa HUERCASA.
  • Félix Eguía, presidente del Grupo IBERSNACKS.
  • Vicente Andrés, secretario general de CC.OO. en Castilla y León.
  • Orlando Ganado, CC.OO en Castilla y León. FECCOOCYL Universidad.
  • Alexandre Pérez Casares, presidente de la Sociedad Altius en Oxford y experto en política económica internacional.
  • David Esteban, secretario general de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE).

Por la Universidad de Valladolid:

  • Daniel Miguel San José, Rector.
  • Natalia Martín Cruz, vicerrectora de Planificación Estratégica y Calidad.
  • Felicidad Viejo, vicerrectora de Estudiantes y Extensión Universitaria.
  • José Ramón González, vicerrector de Internacionalización y Política Lingüística.
  • Mercedes Sánchez, vVicerrectora del Campus de Palencia.
  • María Elena Pérez Zabaleta, Gabinete de Estudios y Evaluación.
  • Javier Pajares, director de Área de Proyectos y Estrategia.
  • Rafael Monje Alonso, Imagen y Promoción UVa y colaborador del Plan Estratégico de la Universidad de Valladolid.

Abrió la reunión el Rector de la Universidad de Valladolid, dando la bienvenida a los asistentes y agradeciéndoles su presencia. E hizo una primera reflexión sobre la importancia de pensar estratégicamente, para adaptarlos a los nuevos entornos a los que se debe enfrentar una universidad que, aun siendo muy antigua, debe “subirse a todos los trenes” del mundo actual.

Posteriormente, hizo una primera intervención Natalia Martín Cruz, vicerrectora de Planificación Estratégica y Calidad, quien explicó brevemente cuáles eran los objetivos del Plan Estratégico 2018-2022, así como la secuencia de actividades e hitos realizados  en el pasado, y que nos habían conducido hasta el momento actual. Así mismo resumió las actuaciones que quedaban en esta recta final, que incluían la realización de talleres abiertos a los agentes sociales, reuniones con la comunidad universitaria, creación de un blog del plan estratégico, etc. Finalmente, invitó a los asistentes a comunicar sus ideas acerca de cómo la universidad puede impartir una formación de calidad para que los alumnos puedan encontrar empleo.

Tomó la palabra Rafael Monje quien, actuando como moderador, dio paso al resto de los asistentes, cuyas ideas se resumen a continuación.

Félix Moracho, presidente de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (VITARTIS) y de la empresa HUERCASA

Comenzó expresando que la formación universitaria es en general, muy buena. Evidentemente hay cosas que se pueden mejorar, pero se trata de realizar un “ajuste fino; no hay que dramatizar ni buscar cambios grandilocuentes”.  Aboga por ser más exigentes con los alumnos, y transmitir el espíritu de trabajo y de sacrificio.

Es necesario que el alumno desarrolle en su etapa

universitaria competencias de negociación, liderazgo, trabajo en equipo, etc. Especial relevancia tiene el desarrollo de la creatividad, habida cuenta de los cambios tecnológicos y sociales a los que los alumnos se van a enfrentar en el futuro. Es por ello que, en este entorno tan tecnológico, la formación humanística y filosófica está cobrando cada vez mayor relevancia. Además hay que transmitir valores como la sostenibilidad, respecto al medio ambiente, etc.

Es importante que la universidad comunique a la sociedad lo que es y lo que hace. Para ello, es necesario organizar actos de comunicación conjuntos, para dar visibilidad a una mayor cercanía entre universidad y empresa. No es necesario que sean muchos actos: pocos actos, pero significativos.

Félix Eguía. presidente del Grupo IBERSNACKS

A su entender, la juventud actual no tiene cultura del esfuerzo y es débil en valores esenciales, ambos necesarios para el desarrollo del trabajo profesional. Falta implicación profesional y son reacios a trasladarse al extranjero si así lo requiere la empresa. Además, muchos jóvenes universitarios tienen una visión irreal del mundo empresarial y piensan que por tener una carrera van a entrar a trabajar directamente como directivos.

Una forma de integración de los estudiantes en las empresas es a través de las prácticas. Por ello es necesario desarrollar estrategias para mejorarlas,

simplificando trámites administrativos y aumentando la duración de las mismas, de forma que los alumnos tengan más tiempo para formarse.

La relación entre la empresa y universidad debe ser más estrecha. En concreto, las empresas deberían “invertir” en la universidad. La universidad debe ser un referente de la sociedad en su conjunto, y trasmitir además de conocimientos, valores y actitudes.

Vicente Andrés, secretario general de CC.OO. en Castilla y León

Orlando Ganado, FECCOOCYL Universidades Castilla y León

Comenzó su intervención Vicente Andrés, quién agradeció la invitación a participar en la reunión, e inmediatamente presentó al responsable de CC.OO Universidades en Castilla y León, Orlando Ganado, quien expuso la visión del sindicato sobre el papel de la universidad: debe dar y generar conocimiento, debe orientarse tanto a necesidades presentes como futuras, y debe formar también en actitudes y valores.

También se mostró contrario a eliminar titulaciones, aunque sí se mostró partidario de adaptar los programas a la situación concreta, pero siempre manteniendo un mínimo de oferta en todos los tipos de titulaciones.

A su juicio, hay que repensar las prácticas en empresas, porque la mayoría de los alumnos no se incorporar a las plantillas, renovándose la práctica con otro alumno.

También alertó sobre la necesidad de dotar de fondos presupuestarios suficientes a las universidades públicas, para sus actividades de docencia e investigación. A este respecto, la reducción de personal tendrá repercusiones en el futuro; debería haber transmisión de conocimiento entre los profesores senior y los más jóvenes que se incorporen.

Alexandre Pérez Casares, presidente de la Sociedad Altius (Oxford, Reino Unido) y antiguo alumno de la UVa.

Como exalumno de la Universidad de Valladolid, comenzó agradeciendo a esta todo la formación y experiencias que había obtenido. Resaltó el papel de la educación en un mundo marcado por la disrupción tecnológica, y en el que el 47 % de los empleos actuales están en riesgo, al mismo tiempo que aparecen otros nuevos. Por ello es fundamental fomentar la creatividad y nuevos modelos de docencia (por ejemplo la Escuela 42 de París en donde no hay profesores!), así como el desarrollo de competencias transversales.

En cuanto a la empleabilidad, hay oportunidades de mejora inmediata que no “cuestan dinero”. Por ejemplo, fomentar que los alumnos creen su perfil profesional en redes sociales profesionales como LinkedIn, asociando su perfil a la Universidad de Valladolid. También se deben fomentar encuentros periódicos de alumni, que permita establecer networkingprofesional y cierto corporativismo alrededor de la Uva. En la Stanford University o en Harvard, universidades en las que él ha sido alumno, estos aspectos se cuidan de manera especial.

Más en detalle, habló del papel de las prácticas en empresas. A su juicio, en la universidad española están planteadas como unos créditos que hay que cursar. Debe cambiarse el enfoque, ampliar la duración de las prácticas, y explicar a los alumnos que el objetivo de las prácticas es aprender y obtener experiencia profesional.

Es optimista con respecto al talento existente en Castilla y León, y enfatizó las oportunidades de nuestra región por su calidad de vida y el idioma, oportunidades que deberíamos aprovechar, con iniciativas que permitan atraer talento (investigadores, profesionales, etc.) de fuera.

David Esteban, secretario general de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE).

Como primera reflexión, defendió la necesidad de desarrollar un programa de orientación nacional que establezca el papel de la Formación Profesional y de la Universidad, para satisfacer las necesidades reales de nuestro mercado laboral.

Enfatizó la necesidad de estrechar el nexo entre la universidad y la empresa, por ejemplo, creando titulaciones conjuntas, mejorando las prácticas en empresa con una visión a largo plazo, o realizando

proyectos conjuntos. A este respecto, alertó de la necesidad de orientar los sistemas de gratificación profesional y económica para el profesorado que participe en estas actividades: si solo se valora la investigación, difícilmente habrá colaboración entre empresa y universidad.

Es necesario que todos los alumnos terminen sus estudios con unos conocimientos adecuados en TIC’s, un buen nivel de inglés y una cultura del esfuerzo.

Felicidad Viejo, vicerrectora de Estudiantes y Extensión universitaria.

Coincidió en la necesidad de aumentar el nivel de exigencia a los alumnos, aunque en cierta medida, le sorprendió que la percepción de baja exigencia sugerida por parte de los asistentes. Así mismo, destacó la importancia de las prácticas en empresa y de la necesidad de establecer procedimientos administrativos más ágiles y flexibles.

José Ramón González, vicerrector de Internacionalización y Política Lingüística.

Coincidió con los asistentes en la necesidad de potenciar la cultura del esfuerzo y el nivel de exigencia. A tal efecto, se pueden potenciar las dobles titulaciones y programas formativos en inglés u otros idiomas.

La universidad debe potenciar las competencias transversales y las actitudes, pero esto en la práctica tiene sus dificultades, pues dependen también de la cultura que el alumno trae cuando llega a la universidad. En cualquier caso, la formación debe anticiparse al futuro.

Mercedes Sánchez, vicerrectora del Campus de Palencia

Se felicitó por los resultados de la encuesta de inserción laboral de los graduados de la Universidad de Valladolid, en la que se muestran buenas tasas de inserción y razonable adecuación de los trabajos a las titulaciones.

Sobre la necesidad de adecuar las titulaciones al mercado de trabajo, hay que pensar a largo plazo, y tener en cuenta de que cada día aparecen nuevos nichos de empleo, que tienen que ser descubiertos tanto por estudiantes como por las empresas. Y destacó, que cada día las empresas incorporaban mayor número de doctores.

CIERRE DEL RECTOR

Para finalizar, el Rector realizó unos últimos comentarios en relación con las ideas propuestas durante la reunión, y con la complejidad que caracteriza el mundo actual en el que las universidades realizan su función.

Con respecto a la adecuación de la oferta formativa a las necesidades de las empresas, hay que destacar que la universidad también debe tener un papel de “ir por delante” y de liderar el conocimiento en la sociedad.

La cultura del esfuerzo es muy importante, pero en los últimos años dicha cultura se ha destruido en los estudios de secundaria o bachillerato, y en general, en la sociedad. Todos coincidimos en la importancia del inglés: en nuestro sistema educativo se estudia el idioma desde los 3 a los 18 años. Si no se ha aprendido en estos años, ¿debe la universidad enseñarlo?.

Agradeció nuevamente la asistencia y se dio por concluida la reunión.

 

CONCLUSIONES

Se resumen a continuación las principales ideas puestas en común durante la sesión.

  • La relevancia de la estrategia de empleabilidad en el plan estratégico, para que los alumnos puedan salir al mercado con garantías de éxito.
  • El papel de las competencias transversales, las actitudes y la formación en valores. Además de los conocimientos técnicos que se proporciona a los alumnos, la universidad debe también ayudarles en el desarrollo de competencias como liderazgo, motivación, trabajo en equipo, negociación, comunicación, etc., competencias que son necesarias para la realización de cualquier actividad profesional.
  • La universidad también debe educar en actitudes (espíritu de trabajo, esfuerzo, responsabilidad, asunción de riesgos, etc.) y en valores relacionados con la sostenibilidad y responsabilidad social, cada día más relevantes.
  • La necesidad de potenciar las relaciones entre la universidad y la empresa, para intensificar los programas de prácticas y coordinar los programas de estudio según necesidades formativas y de especialización. Es necesario organizar actos y actividades conjuntas para que la sociedad visualice que las relaciones empiezan a ser estrechas.
  • Se debe potenciar el papel de las prácticas, para que el alumno adquiera experiencia profesional.
  • Necesidad de una adecuada financiación de las universidades públicas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *